Escudo de la República de Colombia

Chía duplicaría su población en 12 años, pero...

Publicado el Miércoles, 15 Marzo 2017, en Noticias y Eventos

Este municipio del norte de Bogotá pasó de tener 20.602 habitantes en 1973, a 129.652 en 2016. Sin embargo sus redes viales no se han actualizado significativamente desde los años cincuenta y carece del espacio público reglamentario

Foto: Unimedios

En sus 80 km², una extensión menor que la de Zipaquirá, por ejemplo, donde viven 124.376 personas en 194,2 km², Chía afronta varios retos para atender sus crecientes procesos de urbanización.

El año pasado el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de este municipio definió un área de suelo de expansión de 299 hectáreas, situación que implica grandes retos no solo en movilidad sino en servicios, espacio público y medioambiente.

Si se tienen en cuenta las disposiciones del POT, y que el crecimiento urbano de la capital apunta hacia el norte, lo más probable es que esta dinámica no solo se mantenga sino que se potencie, por encontrar en Chía área dispuesta para la urbanización, describe Yency Contreras, profesora del Instituto de Estudios Urbanos (IEU) de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.).

En relación con la movilidad, la académica describe que desde los años cincuenta muchas zonas clave han estado desarticuladas.

Otro reto lo plantea la necesidad de gestionar de manera acertada el espacio público: actualmente en Chía existen 316.000 m² de espacio público efectivo, es decir alrededor de 2,4 m² por habitante, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que este indicador sea mínimo de 15 m².

“Hacen falta estrategias que garanticen uso, flexibilidad, accesibilidad y gestión urbana sostenible, y que además articulen un sistema de espacio público que incluya los cerros orientales y las cuencas del río Bogotá y del río Frío. Paradójicamente la mayor parte del espacio libre no es público sino que se encuentra en los conjuntos residenciales sin que desde el punto de vista urbanístico se pueda establecer sí es público o privado”, comenta la profesora Contreras.

Servicios y sostenibilidad

Otro desafío que afronta Chía ante el aumento poblacional es garantizar la prestación de servicios públicos domiciliarios. “Habrá más demanda, y si no se toman medidas, se volvería insostenible”, advierte la investigadora.

La cobertura de servicios básicos como aseo, alcantarillado, acueducto y electricidad es del 100 %. “Lo que preocupa, sin embargo, es la vulnerabilidad a la que se enfrenta el municipio por los procesos de ocupación territorial y de la habilitación del suelo para el futuro crecimiento urbano.

“Además, el acceso a los servicios a zonas rurales que se volvieron suburbanas se hace difícil pues un importante porcentaje de estas vierten sus aguas residuales en pozos sépticos”, indica.

Por otro lado, el municipio debe ofrecer espacios activos como centros de salud y de empleo, además de colegios, para no convertirse en “una ciudad dormitorio, asimilable a una extensión de Bogotá”, comenta la docente.

No menos importante es el reto ambiental: las autoridades deben garantizar el acceso al agua, no solo como servicio que se provee a partir del recurso hídrico que proviene de Chingaza (Acueducto de Bogotá), sino también en cuanto a conservar las fuentes hídricas y otras áreas de valor ambiental.

“No se puede seguir creciendo sin conocer el reto ambiental y los demás desafíos que este crecimiento implica. El manejo del desarrollo urbano se debe hacer no solo internamente, sino involucrando a toda la región”, concluye la autora.

Los resultados de esta investigación se publicaron en el libro Estado de la vivienda y del espacio público en el municipio de Chía, lanzado hace poco por el IEU de la U.N.

Consulte en acceso abierto el libro: Estado de la Vivienda y del Espacio Público en el Municipio de Chía

  • Visitas: 358
  • Calificar:
    0.0/5 Rating (0 votos)