Escudo de la República de Colombia

Seguridad: el reto con el que empezó el año de los 'alcaldes mayores'

Publicado el Lunes, 13 Febrero 2017, en Participación en prensa

Peñalosa, Gutiérrez , Char y Armitage luchan contra el crimen y la idea de que este gana terreno. Especial publicado por el periódico  El Tiempo. 

Foto: CreativeCommnos.Flickr/Luis Alveart

Cinco asaltos en el SITP de Bogotá en una sola noche; un video de tres hombres en motos atracando a mano armada al conductor de un carro en Medellín a plena luz del día; un robo perpetrado por dos jóvenes en un bus de servicio público en Barranquilla y la filtración de un audio en el que un coronel de la Sijín le llama duramente la atención a un subalterno ante los bajos resultados policiales contra el hurto de vehículos en Cali. Los anteriores son solo algunos de los múltiples episodios que han hecho que los alcaldes de las cuatro ciudades más importantes del país hayan comenzado el año con la cabeza puesta en el tema de la seguridad.

Por ser capitales, el impacto de estas noticias –algunas de ellas viralizadas en redes sociales– ha sido intenso, y por eso para los alcaldes Enrique Peñalosa (Bogotá), Federico Gutiérrez (Medellín), Alejandro Char (Barranquilla) y Maurice Armitage (Cali) la solución de estos problemas se ha vuelto una tarea urgente, de primer orden.

Lo paradójico es que, pese a la ola de preocupación ciudadana, las estadísticas de la Policía en el primer mes del año muestran una reducción del 15 por ciento en materia de hurtos a nivel nacional.

La tendencia global del país es a la baja, lo cual no quiere decir que algunos indicadores de inseguridad no se encuentren en niveles de alerta en estas cuatro ciudades principales. Razón por la cual sus respectivos mandatarios reportan iniciativas y planes enfocados a reducirle el margen de maniobra a los delincuentes.

Por todo eso, este año arranca, en las cuatro principales ciudades del país, con el combate al crimen en el primer plano.

Bogotá: asaltos masivos en el SITP

Los asaltos a buses del Sistema Integrado de Transporte (SITP) han sido la cara más reciente de la inseguridad en Bogotá. Solo en la noche del jueves se registraron cinco casos en la ciudad, que subieron a 29 el total de atracos masivos en el sistema este año.

El alcalde Enrique Peñalosa aseguró que “aunque los atracos en los buses se han presentado siempre, estamos muy preocupados por esta racha” y anunció recompensas de 10 millones de pesos para quienes den pistas que lleven a atrapar a los responsables, y un aumento de los efectivos en el sistema. Los buses han sido el lunar en un panorama de mejoría de la seguridad de la capital. Al cierre del 2016, Medicina Legal contabilizó 1.302 homicidios en la ciudad, 70 casos menos que el año anterior, que a su vez representaron la primera disminución en tres años al alza.

De la misma manera, a finales del 2016, la encuesta anual de ‘Percepción y victimización’ de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) determinó que el 44 por ciento de los habitantes se siente inseguro, mientras que en el 2015 el dato llegaba al 55 por ciento.

La Policía Nacional reportó en enero pasado una reducción del 12 por ciento en el total de hurtos, a pesar de que en modalidades como el robo a mano armada, con 829 denuncias, se reflejara un aumento de 17 casos frente al primer mes del 2016.

La Alcaldía tiene un plan de seguridad para intervenir 750 puntos ‘calientes’ de la ciudad y debilitar el accionar criminal. También anticipó que en marzo se sumarán 1.200 efectivos más a la Policía, que contará entonces con un total de 20.200 uniformados. Posiblemente, la labor de este nuevo contingente se enfoque tanto en TransMilenio como en el SITP.

Barranquilla: 45 homicidios en enero

La cifra de asesinatos es la que más preocupa en Barranquilla: solo en enero se presentaron 45 homicidios, 11 más que en el mismo mes del 2016. Sin embargo, entre la gente, los hurtos son el principal factor de zozobra, con 356 denuncias en lo que va del año.

Si bien este registro es 22 por ciento menor que el del comienzo del 2016, según datos de la Alcaldía, esta semana los vecinos del barrio San Felipe pegaron carteles en los postes de luz para alertar a los transeúntes del riesgo de ser atracados.

El malestar de la gente se ha hecho sentir y la alarma ha generado roces entre el alcalde Alejandro Char y la Policía.

Hace apenas semanas, el mandatario local, quien prohibió a las motos circular con parrillero en el centro de la ciudad como medida preventiva, criticó que 1.200 uniformados hayan salido de vacaciones entre finales de año y el puente de Reyes: “Mientras la tercera parte de la Policía se va de vacaciones, los bandidos hacen fiesta. La Policía se ha dormido con Barranquilla”. Incluso, a mediados de enero, Char aseguró que disponía de 200 miembros de Policía Militar para reforzar las medidas de seguridad. Leer especial completo

  • Nota publicada en El Tiempo

    • Etiquetas: prensa
    • Visitas: 292
    • Calificar:
      0.0/5 Rating (0 votos)